Consejos para ahorrar dinero

Por Aliany Marquez MUJER 925 Visitas

¿Quieres ahorrar dinero y no sabes como? acá te damos varios consejos para ahorrar dinero.

Al igual que muchos soy estudiante trabajo medio tiempo y  el dinero no me alcanza sobre todo con la situación económica que a veces se presenta en los distintos países, la inflación es uno de nuestros enemigos a la hora de querer ahorrar dinero para cierto tipo de cosas, ya  que todo sube y el dinero que teniamos destinado para ahorrar  se nos va  en gastos cotidianos y no nos damos ni cuenta.  El no  poder  ahorrar nos cohíbe de muchas cosas, entonces yo basada en mis planes de viajar  un buen día decidí implementar varias estrategias para ver en que estaba gastando tanto que realmente no me permitía guardar un solo centavo de mi sueldo.

Poco a poco fui  implementando estas estrategias  y fui determinando que me era y que no funcional  hasta que descubrí varios tips para ahorrar dinero,   ya sea para proyectos especiales, educación, viajes o lo que necesites y que hoy quiero compartir con ustedes y que espero les sea de mucha utilidad.

Anota tus gastos durante un mes

Partiendo del hecho de que no sabía porque la plata no me sobraba empecé a anotar mis gastos mensuales, ya necesitaba saber exactamente en qué se te iba el dinero para poder recortar mis gastos, entonces empecé a hacerlo en una aplicación móvil o en una libreta que llevaba siempre conmigo en el bolso.  Hazlo es muy posible que te lleves una sorpresa.

Una vez que te das cuenta en qué gastas el dinero, puedes decidir qué cosas son necesarias y de cuáles puedes prescindir. Ese café que te compras camino al trabajo o el agua mineral embotellada que sueles beber, pueden llegar a sumar una cantidad considerable al final del año, que te podrías haber ahorrado con un poco de planificación.  Bueno tampoco digo que no te des ese gusto, trabajas para de vez en cuando hacerlo  pero no todos los días.

Puedes por ejemplo, salir siempre de casa con una botella llena de agua del filtro o botellón de tu casa  o comprándote un termo para llevar al trabajo café hecho en casa. Si en tu trabajo cuentan con una máquina para hacer café, otra opción es esperar a llegar a las instalaciones de tu empleo, para tomarte el ansiado cafecito que sé que a veces es tan necesario.

¿Y qué tal esa hermosa ropa compras con tu tarjeta de crédito? Piensa en los intereses que te cobran cada mes si no pagas la totalidad de las compras. Son extenuantes los gastos que te genere el banco gracias a eso. Plantéate el objetivo de gastar un poco menos y ahorrar un poquito más cada mes. Si lo piensas así, a lo mejor tendrás más motivación para evitar los gastos innecesarios y tendrás más herramientas para ahorrar dinero.

  1. Págate a ti primero

¿Te has puesto a pensar todo el dinero que pagas a tus acreedores por estar metiéndote en deudas? El ahorro en un hábito es darte prioridad a ti, Esto no quiere decir que compres todo lo que te llama la atención, sino que te pagues a ti cada mes al igual que pagas a todos tus acreedores habituales. Plantéate un objetivo realista a largo plazo y luego “págate” guardando una cantidad de dinero fija en una cuenta de ahorros o de inversiones. Asegúrate de hacerlo el mismo día de cada mes (por ejemplo, cada día 10 del mes). Una  meta es hacer del ahorro un hábito tan arraigado que ya no puedas imaginarte tu vida sin él. Al final de cada mes tendrás la satisfacción de que esto te sirvió para ahorrar dinero  y también sabrás  que has conseguido proteger tu futuro un poco más que antes.

  1. Reduce tus deudas

Esto es tan importante para ahorrar dinero. El liquidar tus deudas es una de las mejores formas de ahorrar dinero, porque el interés que pagas en la mayoría de los préstamos (especialmente en las tarjetas de crédito), es mucho más alto que el que ganas en la mayoría de las cuentas de ahorros. Así que reduce tanto como puedas tus deudas en tarjetas de crédito, préstamos de estudiante, préstamo para comprar el auto y cualquier otra deuda que puedas tener, para poder ahorrar mucho más. La única deuda grande que es razonable tener durante mucho tiempo es la de una hipoteca inmobiliaria y en su mayoría de los estudiantes no sufrimos por ella así que ¡paga esas tarjetas de crédito ya!

  1. Motívate con un objetivo concreto

Decide qué es lo que de verdad quieres o necesitas (un carro, una moto, unas vacaciones) y averigua cuanto te saldrá. Después márcate una meta realista, por ejemplo, date seis meses para ahorrar lo suficiente. Pon fotos de tu objetivo en el refrigerador o en tu billetera. Cada vez que te entren ganas de comprarte unos zapatos veras  que realmente no los necesitas, y mira la foto pregúntate si deseas tanto este capricho como el objetivo para el cual estás ahorrando lo más probable es que te de remordimiento y no lo compres.

  1. Apertura una cuenta solo para tus ahorros.

Abre una cuenta en un banco de confianza que no puedas tocar, aperturala a plazo fijo y deposita mensualmente una cantidad fija.  Estas cuentas bancarias no suponen ningún riesgo y ofrecen una tasa de interés más alta que las cuentas de ahorros normales, de manera que al utilizarla, no podrás tocar ese dinero cuando te entra la tentación de comprarte algo que no necesitas de verdad.

Compartir

Comentarios