Los mejores remedios caseros para quemaduras

Por Kailyn Medina Comida 722 Visitas

Definitivamente la sensación de una quemadura es algo indescriptible, resulta ser muy doloroso y  a veces insoportable. Esto puede ocurrir por el sol, el fuego, el vapor, la electricidad, entre otras causas. El resultado suele ser un molestoso enrojecimiento, un inquietante ardor y en algunas ocasiones, unas odiosas ampollas.

Las quemaduras menores son las que se encuentran 10% menos de la superficie corporal, y para estos casos, se presentan unos fabulosos remedios caseros para quemaduras que sin duda alguna te ayudarán a sanar, disminuir el dolor y cicatrizar mejor.

Recuerda, que lo primero que tienes que hacer al quemarte es sumergir el área afectada en agua fría. Una vez que realices esto, puedes decidir cuál remedio se adapta mejor a tu situación.

  • Primeramente, se encuentra el famoso vinagre que nunca suele faltar en casa. Esto suele ser muy útil en el tratamiento de una quemadura menor, ya que ayuda a prevenir cualquier infección. Lo que tienes que hacer es muy sencillo, añade la misma cantidad de vinagre y agua en un recipiente y luego procede a enjuagar la parte quemada. Es recomendable que empapes una gasa o tela con el vinagre diluido y te la cambies entre 2 a 3 horas.
  • Seguidamente se encuentra el conocido aloe vera proveniente de la sábila, es típico que en el jardín o sala de la casa esté una sábila, así que aprovecha y utiliza todas sus propiedades analgésicas. Esto lo puedes aplicar, luego de haber realizado el método anterior del vinagre diluido. Únicamente tienes que cortar un trozo de la hoja y colocar el gel fresco encima de la quemadura.
  • El tercer remedio es ideal para los amantes de la cebolla, ¡sí, la cebolla! Resulta que posee propiedades que ayudan a que no te salgan ampollas. Solo tienes que aplicar la parte finita de la cebolla sobre la quemada y listo, sentirás frescura, el ardor disminuirá y no verás ninguna ampolla en el lugar.
  • El siguiente método trata de la leche, deberás introducir el área quemada en leche o mejor aún, aplicarla con un paño que se encuentre empapado. Esto lo tienes que realizar durante 15 minutos y repetirlo con frecuencia, recordando que debes lavar el paño utilizado para así evitar que se agrie rápidamente.
  • Si lo que tienes a la mano es miel, ¡perfecto! Te ayudará inmediatamente a disminuir el dolor y no solo eso, lograrás librar de infecciones a la quemadura, por lo que se curará y sentirás un gran alivio. ¿Cómo la aplicas? Ubica una gasa o un paño, échale miel y aplícalo en la quemada. Se recomienda que cambies de venda unas 3 o 4 veces al día, esto te garantizará menos dolor y menos cicatrices.
  • Sin duda alguna, hay que darle gracias a la naturaleza. Es muy difícil que en nuestra cocina falte el delicioso tomate, así que cuanto pases por un accidente de quemadura, corre a buscar un tomate, ya que hará que te cures de una forma natural y segura a raíz de su textura y sus grandiosas propiedades. No solo te va a humectar, sino que te va a cicatrizar.
  • De igual forma, se encuentra la patata mejor conocida como papa. Solo debes rebanarla y colocarla en la zona afectada. Inmediatamente aliviará el dolor, en vista que se encarga de absorber el calor, reduciendo así las molestias que causa el presentar una quemada.
  • Ahora es el turno del aceite de oliva, este grandioso líquido debes extenderlo sobre la parte quemada y después aplicar solo un poco de sal marina. Sí, te arderá. Pero valdrá toda la pena del mundo, ya que evitará indiscutiblemente que te aparezcan ampollas. Debes proteger la zona con una gasa para evitar infecciones.
  • Existe también otro método relacionado al anterior, y es con lechuga. Limpia un par de hojas y córtalas muy fino. Luego añádele unas gotas de aceite de oliva y aplica las hojas en la quemadura sujetándola con una gasa. Debes permanecer dos horas con eso y si lo consideras necesario, repite el procedimiento.
  • Para finalizar, aunque si no lo crean, el abrir una capsula de vitamina E y echar todo su contenido en la herida, ayudará completamente a sanar y a evitar que se formen cicatrices.

Como pueden ver, si sufren desafortunadamente una quemadura de grado menor, pueden solventar la situación con estos espectaculares y sobretodo ideales remedios caseros para quemaduras.

Sin embargo, si ves que la quemada es un poco más grave de lo que parece, no dudes ni un segundo en asistir al médico, él te dará el tratamiento correspondiente.

Compartir

Comentarios