Los edulcorantes artificiales traen: Agentes de Resistencia a la Insulina, Obesidad y Enfermedades

Por Kailyn Medina Comida 941 Visitas

Es bastante claro que si se sigue el ejemplo de los antepasados, los edulcorantes artificiales no formaban parte de ninguna dieta. Y eso evidentemente tiene una razón de ser. En los últimos años, numerosos estudios en humanos han demostrado los efectos adversos para la salud de estos productos químicos sintéticos. Por lo que se concluye que si sueles consumir edulcorantes artificiales en forma de refrescos o alimentos de vez en cuando, vas a tener poco o nada de efectos adversos sobre tu salud a largo plazo. Sin embargo, no es recomendable que ingieras bebidas o alimentos endulzados artificialmente de forma diaria o semanal, ya que pueden promover la resistencia a la insulina, la obesidad en adultos y niños, enfermedades del síndrome metabólico, dolores de cabeza por migraña, resultados adversos del embarazo, alergias infantiles y cánceres.

Edulcorantes Artificiales

La siguiente tabla muestra los cinco edulcorantes artificiales que la Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado para el consumo.

tabla de edulcorantes artificiales

Además de estos edulcorantes artificiales, la FDA ha sancionado a un sustituto del azúcar, stevia, como un suplemento dietético desde 1995. La stevia es una sustancia cristalina hecha de las hojas de una planta originaria de América Central y del Sur y es 100 a 300 veces más dulce que el azúcar de mesa. Un derivado de concentrado de hojas de stevia llamado rebaudiósido A, fue recientemente autorizado por la FDA y se conoce con los nombres comerciales de Sólo Sweet, PureVia, Reb-A, Rebiana, SweetLeaf y Truvia.

Desde 1980 el número de personas que consumen productos endulzados artificialmente en los EE.UU. se ha más que duplicado. Hoy en día, al menos 46 millones de estadounidenses ingieren regularmente alimentos endulzados por estos productos químicos, principalmente en la forma de refrescos, o en un gran número de productos endulzados artificialmente, incluyendo alimentos para bebés.

Edulcorantes Artificiales y la Obesidad

Si le preguntaran a la mayoría de la gente por qué beben bebidas endulzadas artificialmente, la respuesta contundente sería para disfrutar de una bebida dulce y sin todos los inconvenientes de azúcar en refrescos cargados. No todo el mundo sabe que los refrescos endulzados con azúcar promueven la obesidad, la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico (hipertensión arterial, colesterol alto y enfermedades del corazón). Por ende, la línea estándar de pensamiento es algo como esto: “si quitamos los azúcares refinados de nuestra dieta y los sustituimos por edulcorantes artificiales, todo sería mucho más saludable.”

Anteriormente, se pensaba en los edulcorantes artificiales como algo inerte y que no reaccionarían con nuestro intestino o el metabolismo de una manera insegura. Hoy en día, han surgido pruebas de que eso no es así.

Cancer

Podrías pensar que en cualquier momento los aditivos químicos, tales como los edulcorantes artificiales, han sido permitidos para nuestro suministro de alimentos, ya que habrían sido probados a fondo para así estar seguro. Por desgracia, esto no siempre es el caso, y el potencial de toxicidad de algunos de estos compuestos edulcorantes son ampliamente discutidos en la comunidad científica.

Una serie de experimentos más recientes de laboratorio del Dr. Soffritti en Bolonia, Italia, han demostrado que incluso dosis bajas de aspartamo dadas a ratas durante el transcurso de su vida conduce a un aumento de las tasas de cáncer. Este estudio es importante, porque muchas personas pueden consumir concentraciones mucho más altas de esta sustancia química por el consumo de bebidas endulzadas artificialmente a diario durante años y años.

Migrañas

También se ha demostrado que pueden desencadenar migrañas en algunas personas, ya que el aspartamo descompone un compuesto llamado metanol (también conocido como alcohol de madera) en nuestros cuerpos. Y no se trata sólo de que el aspartamo puede resultar peligroso para nuestra salud cuando ingerimos estos brebajes sintéticas sobre una base regular. Recientes experimentos en animales han puesto de manifiesto que la sacarina, acesulfamo, así como el aspartame causó daño en el ADN en ratones. Por lo que se hace la interrogante, ¿Estos compuestos son completamente seguros? Absolutamente no.

Embarazo

Un estudio del año 2010 arrojó que 59,334 mujeres embarazadas que consumieron refrescos endulzados artificialmente, aumentaron significativamente el riesgo de parto prematuro (antes de las 37 semanas). Esta condición no debe tomarse a la ligera, ya que representa la principal causa de muerte infantil. Por lo que se sugiere a las futuras madres no ingerir estas sustancias.

Compartir

Comentarios