Todo parecía normal en la vida de este pequeño niño hasta que su rostro comenzó a derretirse

Por dalton chamba INSPIRACIÓN 735 Visitas

El mayor temor de todo padre es que algo malo le vaya a pasar a su hijo, pero por lo que esta pareja le dijeron es que , su hermoso bebé nació con un certificado de buena salud. Todo estaba bien, y su hijo estaba creciendo muy bien.

Pero lo que no sabían  es que cuando nació  Diego  tenía una enfermedad autoinmune que no se manifestaría hasta años más tarde. Diego Meléndez desarrolló el síndrome de Parry-Romberg, que es una condición que causa que el cuerpo empieza a comerse  lejos en los tejidos blandos, empezando por la cara. Los resultados pueden ser devastadores. Por suerte para Diego y su familia, él tiene una actitud positiva y una nueva oportunidad de vida.

Dada la  situación, Diego tiene todo el derecho a sentirse deprimido y triste . pero esto no es para super Diego el ha optado por ver el lado brillante, y vivir su vida al máximo. Con un poco de ayuda de sus médicos, y un montón de amor de sus padres, creo que este pequeño y gran ser humano llegara muy lejos .

Dejanos tu opinion…

Compartir

Comentarios