10 Juguetes graciosamente inapropiados para niños

Por Emmily Maduro GRACIOSOS 1016 Visitas

De cosas tecnológicas para juegos de mesa a los clásicos, el número de opciones para los juguetes que los niños tienen en estos días es casi interminable.

Es por eso que el hecho de que estos juguetes “cuestionables” hayan llegado en realidad a los estantes hace que te preguntes qué diablos estaba pensando la gente o si estaban pensando en lo absoluto.

En un mundo tan moderno como el nuestro, cualquier cosa que sale al mercado nos hace pensar en cual es realmente su uso o cual es el “objetivo” oculto detrás de este. Este tema se convierte en algo realmente delicado cuando se trata de nuestros hijos. Pero mientras que este de puertas para afuera, cosas como estas nos hacen demasiada gracia como para incluso hablar de ellas.

Estos son algunos de los ejemplos más divertidos de esta clase de juguetes que los niños puede que no se den cuenta (o al menos no de forma consciente) pero nosotros los adultos miramos con ojos más humorísticos y buscamos darle la vuelta de manera que todo se interprete con un carácter muy diferente al que realmente tiene.

No me gusta lo que está sugiriendo Wolverine

juguetes

En este caso vemos un globo inflable en el que se puede observar justamente donde se encuentra el inflador. ¡Sí!, se encuentra justamente en su entrepierna, haciéndonos pensar que Wolverine está buscando algo más que una simple inflada. Sin embargo, los niños no se dan cuenta de estas cosas y ven aquí solamente el lugar preciso donde ellos tienen que soplar para que su globo inflable se llene de aire y de esta manera ellos puedan jugar con él.

Creo que voy a pasar en el acurrucamiento

juguetes

Esto a simple vista parece… no, a simple vista no parece un juguete para niños ni mucho menos, más bien parece un juguete para adultos. No sabemos precisamente para que un niño quisiera un juguete así pudiendo tener un osito que al abrazarlo de noche sería más cómodo. De cualquier manera seria algo cuestionable al momento de regalárselo a nuestros hijos. Y por cuestionable nos referimos a no.

M-I-C-K-E-¿Por qué existe esto?

3

Si lo vemos de manera rápida no se ve nada malo, pero si nos detenemos un momento a observar la forma de este micrófono, encontramos que tiene forma de… mejor sigamos viendo juguetes.

Vamos a construir un laboratorio de metanfetamina!

4

Si bien no está mal incentivar a nuestros hijos porque se interesen en la ciencia, es una cosa totalmente distinta a incentivarlos a crear laboratorios donde las sustancias sean altamente toxicas o perjudiciales como para que necesiten un cartel de “peligro” en él, sin contar la cara de pocos amigos que tiene el muñeco que está manejando dichas sustancias.

E.T. es extra tentador

5

Al ser una de las películas más emblemáticas del mundo, todos los niños desean (y deseamos) poder haber tenido los poderes de E.T. pero de ahí a querer tener su dedo tan cerca de nosotros (y nuestros hijos) y de una manera tan gráfica, nos hace replantearnos la idea de por qué se hizo tan popular esta película (y sus juguetes). Este en específico parece un aparato que sí, hace magia, pero de una manera completamente diferente a la que teníamos en mente. E.T. creemos que llego el momento de regresarte al planeta de donde viniste, y llévate contigo todos tus “juguetes”.

Su cara lo dice todo.

6

A juzgar por la cara que tiene en el empaquetado, ya nos da pie a pensar ¿qué es esto? Parece un coche con turbinas de súper turbo y rogamos para que sea esta vez lo que parece.

Mi sentido arácnido esta descolocado.

7

En este juguete encontramos al Hombre Araña sujetando, bueno realmente no lo sabemos. Aparentemente se refiere a una muy gruesa tela de araña de un color que hace pensar que está hecha de silicona. Esperemos que Mary Jane no se encuentre con el Hombre Araña por algún tiempo, de esta manera estará a salvo de su gruesa telaraña.

Hasta el infinito y más allá de la comprensión.

8

Si bien a todos nos gusta Buzz, esta es una manera en la que no estamos muy seguro que nos gustaría bebernos nuestro jugo.

A nadie le gusta un fanfarrón.

9

¿Es necesario dejarnos saber cuáles son sus hábitos higiénicos? Yo creo que es una información que ninguno de nosotros quiere saber.

Huele mucho mejor…

10

No hay mucho que decir acerca de este juguete más que, hay algo que no huele muy bien por aquí.

Compartir

Comentarios