Nueva tendencia: Fiestas y tortas para festejar los divorcios

Por Emmily Maduro GRACIOSOS 1886 Visitas

En el momento que nos casamos, decimos que es el día más feliz de nuestra vida y solemos realizar esta unión marital con una fiesta por todo lo alto, no puede faltar nuestra interminable lista de invitados para hacer conocer públicamente nuestro amor. Pero ¿qué pasa cuando todo este amor se acaba y decidimos ponerle fin a esta incompatibilidad?

Si hablamos del divorcio, lo que antes significaba quedarte en casa viendo tus películas de amor favoritas y comiendo mucho helado, se ha convertido para algunos en una celebración casi (o más, en algunos casos) tan grande como la del matrimonio.

Las recientemente populares “fiestas de divorcio” se han convertido en la mejor opción de una novia o un novio despechado, con tortas especiales diseñadas para remarcar la separación de una manera sarcástica, burlesca y divertida (solo para la parte interesada). En este evento se reúnen desde el abogado de divorcio hasta el pastelero para juntos hacer de esta separación legal, una celebración por todo lo alto.

Richard O’Malley, un planificador de eventos de New York, comentó “Me gusta llamarlas ‘fiestas de la libertad’, en las que no se celebra el fin de un matrimonio sino la libertad que ha elegido para su vida”, quien organizo una vez uno de estos eventos a una mujer que pago 25 mil dólares, que manera de celebrar por lo alto algo que antes se llevaba con la cabeza muy baja, ¿no?

Expertos en mercadotecnia consideran estos eventos como nuevos acontecimientos en los cuales solo se busca redimirse con la fiesta de unión.

Si bien estamos convirtiéndonos en un mundo cada vez más social, donde canalizamos todas nuestras frustraciones haciéndolas públicas para así encontrar darle un mejor enfoques a estas, ¿no se nos estará yendo todo el asunto de las manos?

nununununnu

Algunas personas creen que estas celebraciones no son más que una burla a la institución matrimonial. Dejando en ridículo a las personas que lo llevan de una manera menos “alegre”.

Cuando hablamos de divorcios de parejas con niños, pensamos en un momento muy triste en la vida de los pequeños que realmente es (o era) una de las principales razones de la depresión en la adolescencia, pero Steve Wolf, un vecino de Austin, Texas. Nos cuenta que él y su ex esposa celebraron uno de estos eventos, conjuntamente. Ambos padres de tres hijos, decidieron dar este evento, de mutuo acuerdo, como fin a un matrimonio amistoso y de una manera que los hijos no llevaran de tan mala manera la separación. Una celebración a donde acudieron casi los mismos invitados que acudieron a la boda y donde su ex esposa preparo su propia torta de limón y sin gluten, la favorita de ambos. Actualmente ambos se encuentras separados pero unidos a la vez, ya que no solo comparten tres hijos juntos sino que los dos trabajan conjuntamente en una empresa de efectos especiales para películas.

¿Organizarías tú este evento si tu matrimonio llegara a su fin?hihihihih

Compartir

Comentarios