10 caras que si eres profesor las haz puesto en tu vida

Por Emmily Maduro GRACIOSOS 848 Visitas

Ser profesor es una carrera que no en muchos países lo valoran como es necesario, la realidad es que es una lucha con muchos niños de los cuales todos los años nos debemos aprender los nombres de ellos, sus mañas, sus comportamientos.

Todo para que los padres no estén al tanto de lo que nosotros tenemos que pasar durante la mayor cantidad del día cuidando a estos pequeños que extrañamente mantienen patrones de comportamiento.

Siempre hay uno de los chicos que te va a sacar la piedra una y otra vez porque es el que siempre estará hablando en clase haciendo travesuras y mucho más.

Los profesores en los países desarrollados saben cómo tratar a cada uno de estos niños porque tienen estudios de psicología básicos y lo mejor de todo es que los valoran por lo que son, uno de los instructores más importantes en el crecimiento de nuestros jóvenes.

Hay tres formas de educar a nuestros chicos, la primera es como padres darles los valores que nos enseñaron a nosotros o lo que creemos que es correcto a medida que van creciendo, ya cuando se ven forzados a estar en contacto con el mundo exterior es cuando debemos prepararnos para que ese pequeñín forje su propio criterio sobre lo que está bien y lo que está mal.

Al principio será fácil porque justamente tendremos la ayuda de los profesores pero la realidad es que a medida que vayan creciendo, lo que digan los adultos irá importando cada vez menos hasta que llegue el momento donde solo importe lo que piensan los amigos.

Cuando llegan a este punto es un momento donde todo lo que nosotros le hemos enseñado pasará factura y ellos decidirán el resultado, de igual forma se ha comprobado gracias a diferentes estudios sociológicos que siempre van a existir por lo menos dos profesores de los que siempre nos vamos a recordar con mucho cariño.

Bien sea porque era el casca rabias del salón o porque  a través de un método muy inusual nos logró explicar lo impensable, este tipo de profesor es el que realmente te enseña algo más allá de lo que están en los libros y los que merecen ser reconocidos más allá de lo que nos muestra la vida hoy en día.

¿Como por ejemplo cuantos de los profesores que están leyendo este artículo fueron cuestionados por su elección de carrera por sus seres queridos?

Suena increíble pero siempre te van a decir que porque quieres estudiar eso, que no da mucho dinero y no valoran la verdadera belleza de ser profesor la cual es orientar a un futuro que está a la vuelta de la esquina y que quizás con una o dos palabras puedas forjar o ayudar a armar su forma de ser, su personalidad.

Sin más preámbulos les dejamos la lista con las caras que de seguro han colocado en el transcurso de cada año escolar y aunque quizás en ese momento se molestaron, les apuesto que ahora deben estarse riendo a carcajadas recordándose de ese momento:

La cara de “Vas bien” cuando sabes que el alumno la está embarrando

IuAQVhI

La cara de que tratas de ser profesional pero el alumno es muy gracioso

jSC8zfU

La de “No sé de qué me está hablando”

jPV4byJ

La de “¿Porque me preguntará algo de otro tema?”

V5AjRKH

La cara de agradecimiento por el mismo regalo de todos los años

EkMlAKs

La cara de cuando te preguntan si estás casado

jtW31ef

La cara cuando la directora va a supervisar la clase y tú estabas hablando de tu vida personal

55SzMPu

La cara de mirada fría para que el alumno se calle

6pjGLoQ

La cara cuando ves ofertas en materiales escolares

Elj7Avh

La cara de cuando alguien en clase habla mientras tú hablas y de paso más alto.

Xq41vYJ

Compartir

Comentarios