¡Deja que tus buenas acciones hagan la diferencia en la vida de otros!

Por Emmily Maduro INSPIRACIÓN 620 Visitas

Para nadie es un secreto que una simple sonrisa puede alegrarle el día hasta a los más afligidos todo lo que se necesita es realizar de forma constante buenas acciones.

Normalmente, estamos tan metidos en nuestros problemas que nos olvidamos de que el mundo sigue girando y de que somos seres sociales. Sí, estamos rodeados por personas que, al igual que nosotros, seguro pasan por alguna situación difícil.

Y es que es arduo sonreírle a la vida cuando sientes que ella no te sonríe de vuelta, pero debemos practicar esos valores que nuestros padres nos enseñaron, y que seguramente le predicaremos a nuestros hijos:

“sé amable con las personas que te rodean, aunque no las conozcas, porque no sabes si están pasando por un momento duro y un buen gesto puede cambiarles el ánimo, o incluso, la perspectiva que tienen de los problemas”.

buenas acciones

Una mirada cálida, un “buenos días” o incluso una sonrisa tímida pero cargada de dulzura puede derretir hasta los corazones más fríos.

Brooke Ochoa, una fotógrafa de 30 años, natural de Louise-Texas, le invitó el almuerzo a una desconocida. Se llevaron tan bien, que acordaron verse todos los jueves de cada semana.

Ochoa compartió su experiencia en Facebook, e inspiró a tantas personas, que su publicación fue compartida unas 276.000 veces, con 2.2 millones de likes y 163.000 comentarios.

La historia va más o menos así:  Brooke fue a comer a un restaurant y estando dentro, vio que una señora de edad avanzada entraría.

udbDNJANA

Ella le sostuvo la puerta, y la señora se sintió muy agradecida por el gesto de la joven. Cuando Delores, como se llama la adulta mayor, pidió una mesa para una sola persona, Ochoa dudó, pero se le acercó y le preguntó si podía acompañarla, pues ella también comería sola ese día.

La anciana accedió con mucha emoción. Mientras charlaban, Delores le contó a la chica que su madre, a quien había cuidado por muchísimo tiempo, había fallecido hacía unos pocos meses, y que además tuvo que ingresar a su tía en un asilo porque no podía cuidarla más, así que se sentía muy sola.

Ella continuaba sonriendo y agradeciéndole a Brooke por tener el maravilloso gesto de escucharla. La fotógrafa escribió en su publicación de Facebook que “sus palabras sanaron mi alma tanto como yo curé su corazón, que estaba muy solitario. Esta ha sido, por mucho, la mejor decisión que he tomado en todo el año.”

La experiencia de Brooke Ochoa se hizo noticia en muchos sitios web. El sitio canadiense “The Loop” otorgó a esta mujer el título de “La persona más agradable de Facebook”

Ella compartió esta publicación en la red social, pero agregó que obtener reconocimiento no era el motivo de sus acciones, que ese no era un título que estaba tratando de conseguir:

“Estoy feliz de que se hayan dado cuenta de que mis intenciones eran sinceras, porque lo que quería era hacer la diferencia en la vida de una persona… ser amable, hacer el bien… poder darte cuenta de que estar ahí para alguien puede llenar tu propio corazón de alegría”.

Algunos de los miles de comentarios que recibió en Facebook son: “Tocaste mi corazón”, “muchas bendiciones fluyen hacia ti”, “gracias por compartir algo que nos hace pensar en los actos bondadosos que podríamos hacer en estos días que Dios nos regala”, “si tan solo hubiera más personas que se tomaran el tiempo de hacer estas cosas…”

Y es que todos… ¡Todos tenemos la oportunidad de tener gestos similares! Y estamos seguros de que las personas como Brooke sí existen, pero mantienen sus acciones en silencio, haciendo que cada una cuente, pero permaneciendo como héroes anónimos en esta sociedad que está cargada de egoísmo.

Compartir

Comentarios