10 Maravillosas fotos de cachorros, realmente son más difíciles de lo que piensas

Por Viviana Ascanio CURIOSIDADES 555 Visitas

Ha llegado un nuevo miembro a la familia y no es uno cualquiera. Corretea por la casa, juega a todas horas y hace que a toda la familia se le caiga la baba, nos referimos al mejor amigo del hombre, en versión bebé, los cachorros. Y es que no hay nada más tierno que uno de estos pequeños haciendo cualquier cosa, pero ¿te has parado a pensar que los cachorros tienen mucho que aprender? Te traemos algunos ejemplos:

10. Jugar no es un juego.

Jugar no es un juego

@brightside

9. ¿Cómo llegué aquí?

¿Cómo llegué aquí?

@brightside

8. Tiene que ser muy valiente cuando uno está en el veterinario.

Tiene que ser muy valiente cuando uno está en el veterinario.

@brightside

7. puede simplemente masticar todo lo que quiere.

puede simplemente masticar todo lo que quiere

@brightside

6. Los hermanos mayores pueden causar problemas adicionales.

Los hermanos mayores pueden causar problemas adicionales.

@brightside

5. No sabes qué esperar de ellos.

No sabes qué esperar de ellos.

@brightside

4. Miradas lindas.

Miradas lindas.

@brightside

3. Caritas tiernas.

Caritas tiernas.

@brightside

2. Algunos juguetes son demasiado enorme.

Algunos juguetes son demasiado enorme

@brightside

1. La comida es agotador, también. ¡De hecho, todo lo que es!

Algunos juguetes son demasiado enorme

@brightside

Un aspecto básico es que el perro es un animal de manada. Todos los cánidos, sin apenas excepciones, viven y trabajan en sociedad. Dado que, al separarle de su madre y hermanos de camada, le introducimos en un ambiente diferente, donde sus únicos compañeros van a ser personas, el perro traslada su comportamiento social a su nueva “manada”. De hecho, es esta capacidad de adaptarse fácilmente a convivir con las personas la que hace del perro un animal doméstico tan útil.

Hay perros más predispuestos que otros a convivir con la gente, pero esto es algo que depende en general del carácter de la raza a la que pertenece el perro, y en particular, del propio carácter individual del perro y del trato que recibe.

El perro tratará de adaptarse siempre a las “normas” de su nueva manada. Sin embargo, este margen de adaptación tiene un límite, por lo que debemos colaborar a que le sea fácil, dándole un ritmo de vida regular, y actuando para con el teniendo en cuenta una serie de consideraciones que influyen en su convivencia con las personas, relativas a:

  • el carácter del perro,
  • su nivel de inteligencia,
  • comprender su comportamiento y por qué actúa como lo hace, y comprender lo que nuestro perro nos quiere comunicar (él a nosotros ya nos entiende).

Debes de tomar estos puntos en cuenta. Comparte esta información.

Compartir

Comentarios